Un fenómeno llamado Rafael Correa sobre el cual sigue gravitando la política del Ecuador

CRONICÓN.NET /

Así como Eloy Alfaro introdujo al Ecuador en el siglo XX, el expresidente Rafael Correa Delgado, durante una década (2007-2017) de mandato logró modernizar a esta nación andina y prepararla para los retos que depara el siglo XXI. Su mayor equivocación, sin embargo, fue apoyar a Lenín Moreno Garcés, quien a pocos días de haber ganado las elecciones presidenciales no solo traicionó las banderas de la Revolución Ciudadana, nombre que dio Correa a su proyecto político de gobierno, sino que terminó entregándose a la corrupta derecha ecuatoriana y poniéndose al servicio de los banqueros y de los poderes fácticos del país.

En una producción audiovisual realizada por la Plataforma Digital de Investigación, “Voces” se analiza el fenómeno político que constituye Rafael Correa, cuyo legado ha dejado una impronta en amplios sectores de la sociedad ecuatoriana: en el ala social y progresista lo admiran, mientras que en el de la derecha lo adversan, desplegando una campaña de desprestigio y persecución a todo lo que representa el correísmo, liderada por el propio gobierno de Moreno.

Lo cierto es que el “fenómeno” Correa para el beneplácito de buena parte del país y para disgusto de no pocos sigue gravitando en la política del Ecuador.

En este video se recogen varios testimonios de actores sociales y políticos del Ecuador que opinan sobre lo que ha significado para este país la Revolución Ciudadana, para lo cual se consultó a influenciadores de opinión de la derecha como el exasambleísta Ramiro Aguilar y el catedrático universitario Felipe Burbano de Lara, así como a analistas del campo progresista como Marco Navas, Fernando Casado, Pabel Muñoz, David Chávez, entre otros.

Un interesante testimonio sobre el período histórico que condujo Correa.