Balance del primer año del Gobierno de la Banca en Ecuador

POR PAULINA PÉREZ GALARZA

Desde una óptica de simple ciudadana consignamos a continuación nuestro análisis del Gobierno de la Banca en Ecuador al cumplirse su primer año en el Palacio de Carondelet:

Plan de vacunación: la inmunización constituye una obligación de todos los estados para hacerle frente a la pandemia por el Covid-19. Por lo tanto, no es “una de obra del gobierno”. Lo que habría sido “obra”, es el desarrollo de una política de salud para reforzar la vacunación, para enfrentar el pos Covid y garantizar un sistema de salud pública para todos los ecuatorianos, evitando que los servicios médico-sanitarios privados hiciera su agosto con quienes no tienen seguridad social y han perdido a sus seres queridos a causa del desmantelamiento de los servicios de Salud Pública. Y ni hablar de la salud mental, la que ni siquiera se menciona, aunque el incremento tanto de intentos como de suicidios sea alarmante.

Ilustración: Vilmatraca

Empleo: lo que hoy se registra en Ecuador son empleos que vulneran todos los derechos del trabajador, con salarios de vergüenza. Miles de ecuatorianos abandonan el país en busca de mejores días en EE.UU. con total inseguridad, pues la gran mayoría de emigrados lo hacen arriesgando su vida.

Reforma tributaria: esta política impositiva ha significado más ganancias para los ricos, destrucción de la clase media, incremento de la pobreza y de la miseria. ¡En esto sí, el Gobierno de la Banca ha sido muy eficiente!

Educación: en este sector el abandono es total y se puede constatar de quienes habló el millar de escuelas públicas desmanteladas y destruidas con estudiantes recibiendo clases de pie, miles de bachilleres sin cupo universitario y la universidad pública sin presupuesto. Esa es la “gran inversión en la educación”.

Servicios públicos: otra área deplorable es esta, pues se retornó a la época de los tramitadores para cédulas de identidad en blanco y negro, pasaportes, licencias, partidas de nacimiento, etc. Volvió el maltrato y pésimo servicio al usuario.

Lucha contra la corrupción: que un individuo de la tesitura de Guillermo Lasso sea Presidente del Ecuador teniendo empresas off shore como lo evidencian los Pandora Papers, no es más que la institucionalización de la corrupción en el país. Sin olvidar que tenemos una Fiscal 10/20 que sólo actúa cuando se trata de empapelar a algún correísta. Frente a los Ina Papers (caso de corrupción que compromete seriamente al impresentable expresidente Lenín Moreno), los Pandora Papers, así como el obsceno reparto burocrático de hospitales, los acusados por crímenes de lesa humanidad por la represión de octubre de 2019, la descarada venta de Ministerios, etc., la deslegitimada fiscal Diana Salazar guarda el más cínico de los silencios, haciéndoles el juego tanto a Moreno como a Lasso.

Paz social y seguridad ciudadana: lo que se observa en Ecuador es su lamentable “colombianización”, pues es dramático que ocurran masacres carcelarias y hechos de sicariato a diario. El crimen organizado se ha tomado las cárceles y las calles de las ciudades ecuatorianas ante lo cual la población aterrada no tiene otra alternativa que encerrarse en casa en completa indefensión.

El Gobierno de la Banca dice atraer la inversión extranjera mientras destruye la industria nacional al permitir que franquicias de marcas extranjeras ingresen al país. No existe inversión en el campo. No hay control de precios, es imposible determinar el costo de la canasta familiar, el salario básico unificado es una burla grosera al pueblo ecuatoriano.

La democracia no existe en el Ecuador. Los partidos políticos siguen siendo negocios muy lucrativos. Quien pone la plata pone el candidato, no hay elecciones primarias, ni formación política.

No se busca ganar una elección para solucionar las necesidades de la gente. Las elecciones sirven para que los dueños de los partidos y los que ponen el dinero ganen espacios de poder que les permitan recuperar con creces la inversión en la campaña teniendo a los electores de rehenes.

Conclusión: el Gobierno de la Banca de una evasor como Guillermo Lasso ha convertido al Ecuador en un Estado fallido, donde la mejor opción es irse, y pronto, antes de que una bala perdida, disparada desde las armas entregadas a los sicarios por los “narco-Generales” (término utilizado paradójicamente por la Embajada estadounidense en Quito), nos alcance!

@peperezgalarza