A propósito de cumplirse los 200 años de proclamada la Doctrina Monroe: latinoamericanismo y monroísmo, una historia contrapuesta

POR JUAN J. PAZ Y MIÑO CEPEDA /

Este 2 de diciembre se cumplen 200 años consecutivos de la vigencia real y letal de la implementación de la Doctrina Monroe. Fue un día como hoy, pero de 1823, cuando el entonces presidente de los EE.UU., James Monroe, sentenció: «América para los americanos».

Las independencias de América Latina determinaron el reordenamiento del mundo contemporáneo y el surgimiento de la Doctrina Monroe (1823) en los Estados Unidos. Esta doctrina atraviesa varios momentos históricos: el primero, demuestra un americanismo imperfecto, pues no se frenaron una serie de intervenciones europeas en el continente. La segunda, respondió al expansionismo norteamericano de la época del imperialismo y sirvió para justificarla. La tercera logró la unidad del continente en el anticomunismo de la Guerra Fría. La cuarta coincide inicialmente con la difusión del neoliberalismo y deriva en crisis del americanismo-monroísta.

El latinoamericanismo ha confrontado al americanismo, pero en el pasado de la región no alcanzó fortaleza ni coordinación. En el presente, el latinoamericanismo ha pasado a ser la fuerza determinante de un futuro en construcción, ante un mundo que igualmente dejó atrás la hegemonía unipolar de los EE.UU. y camina a ser multipolar y pluricultural.

Leer el texto completo del ensayo accediendo aquí al archivo en PDF

@JuanPazyMino

http://www.historiaypresente.com/