ARRECIA TERRORISMO MEDIÁTICO EN AMÉRICA LATINA

LA SIP CONFÍA SU PRESIDENCIA AL HIJO DE UN VIEJO SOCIO DEL AGENTE DE LA CIA, JULES DUBOIS

POR JEAN-GUY ALLARD


Al escoger al director del Diario Las Américas, Alejandro Aguirre, para asumir la presidencia de su consejo de dirección, los dueños de medios de comunicaciones que conforman la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), identifican como nunca su organización a los intereses de la extrema derecha norteamericana, a los sectores más recios de las oligarquías de la información del continente y a nada menos que… a la CIA.

Los archivos revelan como Horacio Aguirre Baca, el fundador de este periódico mafioso de Miami - su hijo le sucedió - fue uno de los más activos colaboradores del Coronel Jules Dubois, en la operación realizada por la agencia norteamericana para secuestrar a la SIP, entre 1948 y 1950.

Nacido en la Nueva Orleans, USA, Aguirre se crió en Nicaragua donde su familia mantenía relaciones con el dictador Anastasio Somoza García, asesino del líder revolucionario Augusto César Sandino. Discrepancias con el dictador lo forzó a exilarse a Panamá en los años 40, con su hermano Francisco.


Alejandro Aguirre, nuevo presidente de la SIP

Ambos pasaron luego a Estados Unidos donde se vincularon a los círculos derechistas de Miami. Ahí fundaron un diario que se benefició en los años 60, con la llegada de los cubanos asociados a la dictadura de Fulgencio Batista y otros contrarrevolucionarios de la Isla.

Hombre de confianza del aparato yanqui de control de la prensa, Horacio Aguirre Baca trabajo con Jules Dubois, "Coronel de las Orejas Peludas". en la recuperación de la SIP, y fue asignado a la junta directiva de la organización a partir de 1964 hasta hoy. Fue presidente de esta asociación y sigue presidente de su Comisión de Asuntos Internacionales.

En múltiples circunstancias, hizo parte de operaciones de la CIA en organizaciones internacionales. Cuenta en notas publicadas por la SIP, como en 1978 se pasó "cerca de un mes en el Hilton de Paris, trabajando de las 8AM a las 11PM" para atacar la Unión Soviética y sus aliados, entre los cuales Cuba, ante la UNESCO. Un autentico guión de película de espionaje.

"El hecho es que a mí me cupo el honor providencial de haber sido en esta hermosa batalla, un instrumento operativo esencial", confesó Aguirre en un discurso ante la SIP.

UNA TROPA DE "COLABORADORES"

Por lo menos media docena de los colaboradores del Diario Las Américas han estado vinculados directamente o indirectamente con los servicios de inteligencia norteamericanos en algunas oportunidades o han ejecutado trabajos remunerados por cuenta de Radio y TV Marti, sucursales de los servicios de propaganda del Departamento de Estado.

Pablo Alfonso, destacado columnista de El Nuevo Herald, cobró casi 175.000 dólares entre el 2001 y el 2006 por sus escritos contra Cuba. Desde entonces escogió refugiarse en la cueva de los Aguirre.

Helen Aguirre Ferré, "jefa de opinión" del diario familiar, confesó que cobró 100 dólares por intervención hasta haberse embolsado 4.325 dólares.

Ariel Remos no tiene la ética tan cosquillosa. El columnista y reportero es un miembro activo del grupo anexionista Unidad Cubana, de Armando Pérez Roura y Antonio Calatayud, que reúne a numerosas organizaciones anticubanas que defienden el uso del terror contra Cuba.

El caso más raro de la colusión del periódico con la CIA es la colaboración "histórica" del terrorista Antonio Tang Báez, radicado en Canadá.

En 1985, el Journal de Montreal denunció su pertenencia al grupo terrorista miamense Alpha 66 y sus actividades criminales contra el turismo canadiense.

"El Chino" Tang fue protagonista de un plan de atentado contra Fidel Castro organizado por la misma organización criminal fundada por la CIA en los años 60. Recibió entrenamiento militar en los Everglades con este propósito.

Orientado por Andrés Nazario Sargén, el difunto jefe de Alpha 66, se asoció a un complot contrarrevolucionario para amenazar a diplomáticos radicados en La Habana. Un cómplice, Elizardo Sampedro Marín, fue detenido en relación con estas acciones el 17 de febrero de 2001 y sancionado a 4 años de privación de libertad.

LAS NOTICIAS DE AYER CON FECHA DE MAÑANA

Según los cables de agencias, Alejandro Aguirre ya inauguró su presidencia con lo habitual retórica norteamericana sobre un "plan internacional para coartar la libertad de expresión", al asumir el cargo al final de la 65a. asamblea general de esa organización. Para su performance bianual, la SIP había escogido molestar a Buenos Aires para mejor difamar al gobierno "de los Kirchner".

"Se está luchando en contra de un movimiento internacional para coartar la libertad de expresión y no es la primera vez", dijo Aguirre hijo, retomando la vieja teoría de la "conspiración" que sustentaba el senador republicano estadounidense Joseph MacCarthy.

"Nuestros adversarios trabajan día y noche para controlar el flujo de información", insistió Aguirre frente a una audiencia donde se encontraban representantes de la prensa golpista hondureña que lo aplaudieron con entusiasmo.

Aguirre recibió la presidencia de la SIP de manos de Enrique Santos Calderón, del diario El Tiempo, de Bogotá, magnate colombiano de los negocios estrechamente vinculado al actual gobierno colombiano.

No es cierto que la organización ganará prestigio alguno al pegarse al Diario Las Américas. El Duende, comentarista de Radio Miami, dijo al conocer el nombramiento de Alejandro Aguirre que su diario, de poca tirada, "ha ganado notoriedad en el periodismo por ser el único periódico del mundo que publica las noticias viejas de ayer con fecha de mañana".

Argenpress, noviembre 16 de 2009.