APAGUE Y VÁMONOS…

POR OCTAVIO QUINTERO


H
ay de chismes a chismes. Así se dice cuando se quiere diferenciar la importancia de una cosa frente a otra, que aparentemente son iguales.
Por ejemplo, que un columnista tan reputado en el gremio y los medios como Juan Paz (seudónimo), revele que hay un pacto secreto entre el presidente Santos y su fórmula vicepresidencial, Germán Vargas Lleras para gobernar cada uno seis años, amerita que eso no se quede en simple chisme.
La majestad de la Presidencia de un país, inclusive uno tan venido a menos políticamente como Colombia, no resiste impunemente componendas como ésta que denuncia Juan Paz:

"Se habría pactado en secreto hacerse elegir en llave para el 2014, con las siguientes condiciones: Santos sólo gobernaría dos años, mientras anuncia y echa a andar los acuerdos de paz con las FARC, al término de los cuales renunciaría para que asuma Vargas Lleras, quien terminaría el mandato y montaría su reelección para el 2018. De esta manera Santos y Vargas gobernarían cada uno 6 años hasta el 2022.

"Analistas consultados dicen que la existencia de un pacto a la sombra de estas características sería una bomba política, pero explicaría por qué Vargas Lleras desistió de postularse a la Presidencia, al tiempo que le permitiría a Santos dar un parte de tranquilidad a La Habana".

Por el mismo estilo…

Otro que habría que entresacar de esos famosos gracejos samperistas y ponerlo bajo lupa es su afirmación -entre chiste y chanza-de que entre el expresidente Uribe y el presidente Martinelli, de Panamá, hay más que una bonita homología…

"Se habla mucho de alianza Castro-chavista pero poco de Martinelli-uribista" dice Samper, y a renglón seguido sugiere que dicha alianza está "pegada con muchas cabezas de ganado en Colombia y Panamá".

Y ojalá solo fuera chisme, eso de que en medio de un apagón que se registró en la Costa, la U pudo alcanzar y desplazar del primer lugar el domingo de elecciones al Centro Democrático.

Pero hay tantas evidencias de que algo raro pasó ahí que, ojalá mejor, nos diéramos a la tarea de precisar lo de Santos/Vargas Lleras; lo de Uribe/Martinelli y el mal olor que empieza a salir de las elecciones que en concepto del Registrador, fueron las más transparentes de toda la historia del país.

13 de marzo de 2014.