ANTE DESCONTENTO MUNDIAL FRENTE AL NEOLIBERALISMO, SECRETARIO DE LA ONU PIDE CAMBIO DE MODELO ECONÓMICO

POR OCTAVIO QUINTERO


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sorprendió el pasado 17 de julio buena parte de la audiencia congregada alrededor de la 14ª Conferencia de Naciones Unidades para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), en Nairobi, Kenia, al sugerir un cambio de modelo económico a nivel global que permita subsanar las desigualdades que existen entre los que se han beneficiado de la globalización y los que continúan "quedándose atrás".

A nivel institucional, es la crítica más alta que se hace al modelo neoliberal de libre mercado imperante en el mundo, incluso en sistemas no propiamente democráticos porque, en el fondo, los ricos, que son los únicos beneficiados del modelo, no tienen color político sino intereses económicos.

El secretario de la ONU, en su discurso de inauguración, dijo que "la desaceleración del comercio mundial y la falta de inversión productiva han agudizado las profundas divisiones entre los que se han beneficiado de la globalización y los que continúan quedándose atrás", y haciendo alusión a los países desarrollados, les amonestó agregando que "en lugar de trabajar para cambiar a mejor el modelo económico, muchos gobiernos están adoptando el proteccionismo e incluso la xenofobia".

En palabras de Ban, hay señales "preocupantes" de que la gente de todo el mundo está cada vez más descontenta con el estado de la economía mundial. La alta desigualdad, los ingresos estancados y la falta de puestos de trabajo, especialmente para los jóvenes, avivan los temores de que se produzca un "frenazo económico", advirtió.

El máximo representante de la ONU también abogó por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en los que se combinan desarrollo económico con protección del medio ambiente, y sobre el particular señalo: "La vulnerabilidad actual también se debe a un entorno global frágil debilitado por el cambio climático", e insistió en que se debe trabajar para lograr los ODS que ofrecen un modelo de cómo la economía global, la sociedad y el medio ambiente deben trabajar conjuntamente.

En este sentido, afirmó que "hay financiación suficiente" para poner en marcha los ODS, pero para ello es necesario que "las inversiones estén alineadas con el desarrollo sostenible. "Luchemos para que este sea un mundo mejor y que no deje a nadie atrás", clamó finalmente ante la UNCTAD, que integra a 194 Estados, así como a numerosas organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales presentes en esta 14ª conferencia mundial.

17 de julio de 2016.