NO SABE, NO RESPONDE

POR OCTAVIO QUINTERO


Todos sabemos que el DANE miente… Pero el presidente de la CGT está obligado a demostrarlo.

El flamante presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, no pudo explicarle al periodistaYamid Amat la falacia que encierra la estadística del DANE en su periódico informe sobre el desempleo en Colombia que, según ese organismo, cerró año en 9,1%, la cifra más baja de los últimos 14 años.

El líder sindical más destacado de Colombia en el mundo no pasa de ser un colombiano más de esos que no saben tampoco donde merca el DANE al hacer su encuesta sobre inflación, otra estadística oficial que nadie traga por mera sospecha.

Está bien que los colombianos "de a pie" duden de las cifras del DANE; al fin y al cabo ellos son la vox populi que nunca se equivoca, aunque no sepan racionalizar sobre su percepción, ya que para eso están los "doctores de la Santa Madre Iglesia que sabrán responder", como decía Astete en su catecismo, cuando ni él mismo pudo explicarle a los católicos "qué es fe"…

Pero que el presidente de la CGT pase de agache, una y otra vez, ante la insistencia del periodista sobre la duda de las cifras de empleo y desempleo suministradas por el DANE, sobre las cuales "saca pecho" el presidente Santos y sirve de marco de referencia para el manejo macro de la política económica nacional, eso sí que no tiene presentación ante la inmensa audiencia que convoca el espacio "Presunta Yamid" en su noticiero de CM&…

Y nunca le respondió si la CGT tenía algún estudio que avalara su sospecha. Lo más que llegó a decir, como testimonio de su duda, era que el mismo periodista podía ser testigo de la nube de vendedores ambulantes que surgían "como brotados de la tierra" en los derrumbes. Quedó la sensación de que la CGT no tiene un estudio confiable sobre el particular… Y así, sin soportes estadísticos, el "compañero" Julio Roberto se hace vocero de los intereses económicos y sociales de los trabajadores colombianos

Igualmente, sin cifras de soporte estadístico, el No.1 del sindicalismo colombiano se limitó a decir que le iba a pedir al gobierno nacional que le explicara por qué, mientras desciende el desempleo crece la informalidad. Es decir, tras largos años de estar al frente del sindicalismo colombiano, este pobre hombre tampoco sabe a ciencia cierta por qué, esa poca gente del total de la población económicamente activa que "goza" de un empleo, la fuente de ingresos laborales en Colombia se compone del 60 por ciento de informalidad.

No sabe sobre los cambios de metodología aplicados por el DANE en sus estadísticas en estos años neoliberales que han llevado a abruptas salidas de sus directores (desde Cesar Caballero [2004] en adelante, quien acusó al entonces secretario de prensa de la Presidencia, Ricardo Galán, de presionarle a nombre de Uribe a que presentara unas cifras distintas a las reales sobre inflación y desempleo), hasta llegar al actual, Mauricio Perfetti, fruto de un proceso absorbente del DANE por parte del Ejecutivo, hasta convertirlo en un organismo sin autonomía y a sus directores en simples estadísticos de gabinete, capaces de acomodar las cifras al interés político del gobernante de turno.

No sabe el presidente de la CGT, por poner un ejemplo que hubiera dejado callado al reportero, que en el montón de empleo que dicen las cifras se ha generado en Colombia en los últimos años, están las personas que trabajan al menos una hora en la semana; no sabe que las cifras de desempleo han bajado porque también el DANE dio de baja a aquellas personas que cansadas de buscar trabajo se resignan a su condición de "vagos de oficio"; no sabe el flamante dirigente sindical que también tienen empleo las personas que hacen cualquier cosa, como ir a barrer la tienda del vecino, aunque no les paguen nada…

¡Ay, Dios mío!: por eso estamos como estamos. Todos los trabajadores colombianos pudieran hacer suya la famosa frase esa de que… "con amigos así, para qué enemigos".

30 de enero de 2015.