"EN LATINOAMÉRICA, LAS VÍAS ESTÁN ABIERTAS PARA FORJAR UN MUNDO MULTIPOLAR Y GENERAR MÁS INTERCAMBIO SUR-SUR": EMIR SADER


Emir Sader


CRONICÓN.NET

"Las vías abiertas de América Latina", un trabajo bibliográfico de análisis que compila ensayos de varios intelectuales sobre la coyuntura social y política de la región, auspiciado por el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) del Ecuador y la Casa de la Cultura Ecuatoriana, fue presentado recientemente en Quito por el destacado politólogo y sociólogo brasileño Emir Sader, quien hizo una provocadora lectura del momento político del hemisferio en momentos en que Estados Unidos estrena nuevo gobernante.

El científico social y docente universitario carioca, exsecretario del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), dijo que ante la llegada del ultraconservador Donald Trump a la Casa Blanca debe existir una respuesta continental de más intercambio sur-sur, mayor proteccionismo e integración regional.

Explicó que el ascenso de Trump al poder ejecutivo en Estados Unidos es un rasgo político que permite decir que la historia de la región y del mundo está abierta.

"En el caso de Latinoamérica las vías están abiertas para un mundo multipolar. Porque la paz norteamericana no fue la paz, sino que se multiplicaron las zonas de conflicto en el mundo. Además, la globalización mundial tampoco cumplió las promesas, no solo de globalizar la economía, sino de retomar el crecimiento económico", y ahora la cabeza bipolar del imperialismo compuesta por el nuevo mandatario estadounidense y Gran Bretaña están cuestionando este modelo ante los evidentes fracasos, explicó Sader.

Hizo un llamado para que los líderes latinoamericanos den una respuesta en conjunto frente a lo que se avecina con Trump, aumentando el intercambio sur-sur, el proteccionismo y fortaleciendo la integración regional.

Dijo que durante la administración Obama, salvo México y Cuba, el resto de América Latina estuvo ausente y algunos gobernantes como los neoliberales Michel Temer de Brasil y Mauricio Macri de Argentina esperaban "la victoria de Hillary Clinton, porque era la comandante de la restauración neoliberal. Al fin y al cabo, ella comandó el golpe en Honduras y Panamá". Ahora, agregó, "están desconcertados porque se les cerró la puerta con Trump", quien va impulsar un modelo económico proteccionista en Estados Unidos.

Sader señaló además que el desafío de Latinoamérica ante las agresivas políticas de Trump que se anuncian, es el de buscar caminos alternativos. En ese sentido, agregó, se trata de generar resistencias integradas en el continente.

En el caso de México, Sader dijo que se vendió a la "viuda quebrada" y se prestó para producir con mano de obra barata artículos de exportación hacia el mercado de Estados Unidos.

Según su óptica, la restauración conservadora en la región dependerá en buena medida de cómo evolucione el mundo multipolar, donde juegan Rusia y China en el actual ajedrez de la geopolítica internacional.

"El inmenso bloque progresista que existe, ha comenzado a renacer como alternativa y el 2017 apunta a un mundo multipolar por el debilitamiento del bloque hegemónico nacido desde los Estados Unidos", dijo.

En el ámbito latinoamericano, explicó, es clave lo que suceda en Brasil con Inácio Lula Da Silva, quien pese a todas las artimañas que le han puesto para obstaculizar su candidatura presidencial en 2018, está decidido a dar la batalla. El resultado en las presidenciales en la nación carioca el próximo año "va hacer que Latinoamérica se vaya a un lado o al otro", precisó Sader.

AVANCES DE LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA FUERON POSIBLES

Sobre los alcances del libro que presentó en la capital ecuatoriana, el científico social brasileño comentó que el año pasado por iniciativa del presidente Rafael Correa, se realizó una reunión en Guayaquil con algunos intelectuales latinoamericanos y el expresidente uruguayo José "Pepe" Mujica para analizar los graves riesgos de restauración del neoliberalismo, pues ya habían ocurrido las victorias electorales de la derecha en Argentina, Venezuela y estaba en plena marcha el golpe parlamentario en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff.

"Allí yo propuse la idea de hacer un balance porque surgía la idea de fin de ciclo. Dije que lo mejor es que se hagan balances desde dentro del proceso, explicando lo que pasó, los logros y las perspectivas futuras", recordó Sader.

Fue así como se organizó este libro, explicando la situación de cada país y parodiando la clásica obra de Eduardo Galeano, se optó por el título de Las vías abiertas de América Latina, en el que se destacan los avances de integración que fueron posibles gracias a los gobiernos progresistas y cómo se superaron los conflictos entre algunos países. "Eso permitió reintegrar el Mercosur y ampliarlo, además de crear Unasur". El tratar de desarticular este eje, como lo desea la derecha, afirmó, deja a América Latina sin la perspectiva de comando, de qué hacer". De ahí que los intentos de restauración conservadora generen inestabilidad, incertidumbre y tensiones internas. "Ahora Brasil y Argentina corren el riesgo de volver al mapa del hambre, al FMI; si se camina por las calles de Buenos Aires y Sao Paulo se vuelve a ver a la gente viviendo en las calles, los niños botados, volviendo a vender chicles en la calle, era una situación que había desaparecido".

"Pese a que América Latina es la región con mayor desigualdad del mundo se planteó un intercambio regional más amplio, a través de los gobiernos progresistas que intentaron superar las tasas históricas del neoliberalismo", puntualizó Sader.

Participan como ensayistas de este libro además de Sader, el vicepresidente boliviano Álvaro García Linera; el filósofo argentino Ricardo Forster; el economista y politólogo ecuatoriano René Ramírez Gallegos; el diputado de Bolivia, Manuel Canelas; el historiador español Juan Guijarro; la politóloga y congresista uruguaya Constanza Moreira; y el economista español Alfredo Serran Mancilla, director Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG).

Febrero de 2017.